Los balastros son la base principal de nuestro equipo de iluminación, por ello se ha de tener en cuenta, que cada balastros se componen de una potencia distinta a la que hay que adaptar también las bombillas y watios que este permite. Existen distintos balastros, los balastros magnéticos y los balastros electronicos.Los balastros magnéticos no pueden regularse según la intensidad de la bombilla,con lo cual es más fácil que se sobrecalienten, mientras que el balastros electrónico, tiene un sistema de regulación que se puede adaptar a nuestro equipo de iluminación, además poseen un sistema de seguridad en caso de sobrecalentamiento.

Mostrando todos los resultados 10